Ir a Página de Inicio

Prevención del paro cardíaco - Tips para prevenir paro cardíaco

Investigadores italianos descubrieron que tener un ritmo de palpitaciones, en descenso, arriba de los 70 latidos por minuto incrementa 78% tu riesgo de morir de enfermedades del corazón. Para evitar estas afecciones, te presentamos los siguientes tips para disminuir los latidos por minuto y mejorar tu salud.

1. Mejora tu ritmo cardíaco
Corre rápido, no trotes. El ejercicio incrementa la eficiencia de tu corazón al reducir los latidos que necesitas para lograr un flujo de sangre saludable. El entrenamiento de intervalo puede incrementar el volumen de sangre que bombeas por latido hasta 10%, pero si se hace más lento no hay un impacto sustancial. Comienza con un lapso de cuatro minutos al 90% de tu capacidad máxima para correr y después trota durante tres minutos al 70%. Repite el ciclo tres veces. Haz esta rutina tres veces a la semana.

2. Masajes frecuentes
Estos pueden disminuir el ritmo acelerado. Las técnicas de relajación reducen la producción de adrenalina, norepinefrina y epinefrina, hormonas estresantes que incrementan la velocidad de tu corazón cuando está frente al peligro o simplemente frente a una situación estresante. Un estudio británico de 2007 reveló que las personas que recibieron un tratamiento reflexológico (un tipo de masaje de pie y pierna) tuvieron una reducción de casi ocho latidos por minuto.

3. Duerme mejor
Los ladridos del perro del vecino y la música a todo volumen son malos. En un estudio de 2009, investigadores australianos utilizaron sonidos para despertar a un grupo de personas varias veces. Después de cada despertar, los ritmos cardíacos aumentaron un promedio de 13 latidos por minuto. Usa tapones si hay ruidos molestos mientras duermes.

4. No te aguantes
Si tienes que ir al baño, hazlo, no te detengas. Investigadores taiwaneses estudiaron el comportamiento de diez personas que padecieron enfermedades cardíacas de forma temprana y descubrieron que tener una vejiga llena incrementa el ritmo por nueve latidos por minuto. Cuando tu vejiga se expande, aumenta la actividad de tu sistema nervioso simpático. Esto puede provocar que tus vasos sanguíneos coronarios se cierren, obligando a que tu corazón lata más rápido (lo que incrementa tus posibilidades de tener un ataque al corazón).

5. Saborea lo marino
En un estudio de la universidad de California, las personas que ingirieron cápsulas de 1g de aceite de pescado (OMEGA 3) cada día, redujeron el ritmo de su corazón en reposo hasta seis latidos por minuto, después de dos semanas. El aceite de pescado permite que el sistema nervioso controle de mejor manera el ritmo cardíaco. El resultado es un corazón en descanso con mejor eficiencia.

Ante cualquier duda o síntoma, consulta con tu médico.

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.